Historia, comportamiento y salud del Cocker Spaniel

Origen

Los canes de tipo “spaniel” llegaron primeramente a Gran Bretaña y, con el paso del tiempo, esta especie dio lugar a dos subtipos según su funcionalidad: los spaniels de agua y los spaniels de tierra. Aquellos que tenían una función más de interior –sobre todo, labores de caza-, a su vez, se dividieron en dos razas por colores y tamaños: Setting Spaniels y el Springing Spaniel. Es de esta última subcategoría donde aparecerá el verdadero origen del Cocker Spaniel inglés.

 

La llegada de este can a Norteamérica provocó un cambio en la selección de sus criterios estéticos, hasta tal punto que se creó una raza distinguida: el Cocker Spaniel americano.

 

Comportamiento

El Cocker Spaniel inglés es un can que destaca por la enorme inteligencia que posee, principal culpable de que la educación de este perro sea más rápida y efectiva. Pero esta debe impartirse desde la edad cachorra, si no es así, ¡los problemas de comportamiento son muy probables!

 

El cariño que desprende a todos los miembros de su familia es inconfundible y siempre tiene paciencia para tratar con los más pequeños de la casa. Se trata de una raza muy activa que siempre querrá salir de casa y que agradece mucho estar cerca de pantanos, ríos o lagunas, puesto que es un gran nadador.

 

No obstante, el Cocker Spaniel inglés es un can que se adapta perfectamente a la vida en la ciudad. Además, no pondrá pegas a compartir piso con otros perros, ya que es una raza bastante respetuosa con el resto.

 

Cuidados y salud

Los principales problemas de salud con los que se puede topar a lo largo de su vida un Cocker Spaniel Inglés se localizan en sus orejas y ojos. Por un lado, sus enormes orejas provocan alguna que otra complicación a la hora de ser secadas, factor que ocasiona diversos casos de otitis a lo largo de su vida.

 

Mientras, los ojos de esta raza suelen padecer un deterioro cuando el animal supera los diez años (alcanza de media los quince años de vida). Las enfermedades más comunes en esta zona son: atrofia progresiva de retina, cataratas y glaucoma. Se deben vigilar muy bien estas enfermedades junto con su veterinario de confianza, de lo contrario, ¡el animal puede caer en una ceguera absoluta!

 

Otras patologías menos comunes que suele padecer el Cocker Spaniel Inglés son la displasia de cadera y la luxación de rótula.

 

En Central Pets podrás conseguir a tu mascota ideal que tanto deseas. ¡Comunícate con nosotros!

 

Atentamente
Central Pets Peru

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.