Es muy cariñoso y se apega mucho a su dueño. Necesita socializar mucho, tanto contigo y otros humanos como con otros perros. No sobrelleva bien la soledad, se puede deprimir y volver nervioso y destructivo. Así que ¡lo mejor es que se acostumbre a relacionarse!

Sus genes y antepasados cazadores hacen que sea un gran perro vigilante. Protegerá la casa y ladrará ante cualquier ruido extraño. Por esto también conviene educarle, para que aprenda cuándo debe o no ladrar y que no se vuelva ruidoso o arisco. Recuerda los consejos para controlar los ladridos de tu perro.

POODLE TOY NEGRO

SKU: 15
S/.2,500.00Precio
  • El perro de raza caniche, también llamado poodle, se crió y popularizó mucho en Francia, convirtiéndose casi en el perro icono del país. Pero… ¿sabes qué? En realidad son originarios de Alemania, donde era adiestrado y utilizado en la caza. El nombre proviene del francés “canichon”, que significa bebé pato y su nombre inglés, del verbo alemán “pudeln”, que significa jugar, chapotear. ¡Es que los caniches son tan divertidos!

    Se popularizaron en Francia en el siglo XV, donde eran habituales compañeros de reyes y aristócratas. Luis XVI, el marido de la conocida María Antonieta, tenía un perro caniche. Estos perros se empezaron a expandir por toda Europa y llegaron a ser populares en España durante los siglos XVI y XVII. Muestra de ello es, por ejemplo, el retrato de Goya de la Duquesa de Alba, acompañada por un pequeño caniche blanco a sus pies.

  • Los perros caniche son en ocasiones propensos a sufrir problemas oculares, como por ejemplo cataratas o atrofias de retina.

    Por otro lado, también tienen la piel sensible y podrían desarrollar dermatitis. ¡Vigila que esté limpio y libre de agentes irritantes!

    Además, la raza caniche a veces sufren enfermedades y problemas genéticos o hereditarios: se han dado casos de caniches con displasia de cadera, lo que puede ocasionarles una cojera temporal tras haber practicado ejercicio. También a veces tienen ataques epilépticos e hipotiroidismo.

    Sin embargo, todo esto no debe preocuparnos en exceso o dejar la idea de adquirir un caniche. Son perros generalmente sanos y resistentes y no deberían tener problemas si los cuidados y educación son adecuados. Al fin y al cabo, ¡se trata de una raza muy longeva! Pueden llegar hasta los 15 años de vida o incluso más.