Bulldog Francés: Características y Cuidados de esta Raza

El Bulldog Francés es un perrito simpático y encantador, que además de roncar no sabe nadar. Sigue leyendo y te contaremos más acerca de esta raza, sus características y cuidados.

 

Origen de Bulldog Frances

 

La historia cuenta que los antecedentes del Bulldog Francés se centran en su primo el Bulldog Inglés y otras razas creadas para hostigar toros.

 

Cuando se abolieron estas prácticas, los Bulldog Ingleses cambiaron de profesión y se volvieron perros de compañía.

 

Fue entonces que comenzaron los cruces con otras razas, como terriers y pugs, dando origen a un Bulldog más pequeño.

 

En esa época, estos animalitos también se utilizaban para calentar a las tejedoras durante su faena y además mantenían los talleres textiles libres de alimañas después de la jornada.

 

Con la llegada de la Revolución Industrial, muchas de estas tejedoras emigraron a Francia llevándose a sus preciadas mascotas.

 

A partir de ese momento, el encanto de este perro se hizo notar. Nobles, bohemios, artistas, comerciantes, todos querían tener uno, todos querían un Bulldog Francés.

 

 

Características del Bulldog Francés

El Bulldog Francés está catalogado como uno de los 10 perros de compañía más populares.

 

Esta raza se considera pequeña, ya que su altura va de 27 a 35 cm. Igualmente, su peso no excede los 12 kg y su expectativa de vida es de 12 a 14 años.

 

El Frenchie, como se le llama comúnmente, es un perro con un pelaje corto y suave que requiere pocos cuidados.

 

Viene en colores variados y en combinaciones de blanco, negro, atigrado, beige o gris.

 

El Bulldog Francés es una raza braquiocefálica, de cabeza grande con piel suelta que forma arrugas en la cabeza y los hombros y ojos redondos y saltones.

 

El cuerpo, aunque pequeño, es musculoso y con piernas arqueadas.

 

El Frenchie es un perro inteligente, leal, divertido, bonachón y se lleva bien con otras mascotas y con niños. Estos perritos son protectores y necesitan contacto humano por lo que no toleran la soledad.

 

Son pacientes y amigables con todos, incluyendo extraños. Todo aquel que le brinde cariño será su amigo, ya que les encanta ser el centro de atención.

 

Aunque no son perros agresivos, son excelentes guardianes. El Bulldog Francés rara vez ladra, y si lo hace, préstale atención.

 

Cuidados del Bulldog Francés

Las necesidades de aseo de un Bulldog Francés son pocas ya que posee un pelo corto fácil de mantener.

 

En todo caso, puedes pasarle un guante de goma una vez a la semana que será suficiente y durante la época de muda puedes cepillarlo con un cepillo suave

 

Puedes bañar a tu Frenchie una vez al mes, pero asegúrate de secarle muy bien las arrugas con un secador de pelo para evitar infecciones y problemas de piel.

 

Sus orejas deben limpiarse por lo menos una vez al mes y las uñas deben cortarse con cierta frecuencia.

 

Esta raza no es muy activa, con un par de caminatas al día y unos ratos de juego será suficiente como ejercicio.

 

Tampoco requieren de mucho espacio, por lo que son ideales para vivir en departamentos.

 

Por su naturaleza, éstos simpáticos animalitos tienen mucha dificultad para regular su temperatura corporal y en un día caluroso pueden sufrir de golpes de calor.

 

Por esta razón, en los días de verano o intenso calor limita sus salidas y asegúrate de pasearlo por sitios con sombra. De igual forma, cuando haga mucho frío debes abrigar a tu Frenchie.

 

El Bulldog Francés debe ser socializado desde temprana edad y es recomendable que pase por una fase de entrenamiento que incluya juegos y premios

 

Debes tener en cuenta que estos perros son un poco tercos y holgazanes. Ten paciencia y disfrutarás de esta experiencia.

 

El Bulldog Francés es un perro relativamente sano, aunque por su anatomía es propenso a sufrir de sobrepeso, síndrome del perro braquicefálico, entropión, hemivertebra, labio leporino, colitis o cataratas.

 

Visitas regulares al veterinario y una dieta balanceada con alimento apropiado  podrán contribuir a que tu Frenchie se mantenga sano.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.